VERDADES QUE LIBERTAN

  • Cristo ya derrotó a satanás  (Colosenses 2: 15)  y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz.
  • Cristo nos ha rescatado del dominio de satanás (Colosenses 1: 13)  el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo
  • Con Cristo yo he muerto al pecado  (Gálatas 2: 20)  Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.
  • Cristo me ha justificado plenamente ante Dios  (2 Corintios 5:21) Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.  (Romanos 5:1)  Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo
  • Cristo ha quitado toda condenación de mi vida  (Romanos 8:1)  Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.
  • Con Cristo estamos sentados ya en el cielo en bendición (Efesios 2: 5 – 6)  aun estando nosotros muertos en pecados, nos dió vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos)  (Efesios 1: 3)  Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo
  • Ahora tenemos la mente de Cristo  (1 Corintios 2: 16)  Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo.